10 de marzo de 2020

La historia de amor de "Giselle" llega en clave contemporánea al Teatro Municipal de Las Condes con el Ballet Nacional Chileno

El principal conjunto de danza contemporánea del país se presentará entre el 2 y el 5 de abril con “Giselle, contrapunto y revisita”, una innovadora versión del coreógrafo y director artístico de la compañía, Mathieu Guilhaumon, reconocida por el Círculo de críticos de arte como mejor obra de danza 2018.

 

Estrenada en abril del 2018 con éxito de público y de la crítica especializada, una de las obras más emblemáticas del ballet se presenta con una propuesta de Mathieu Guilhaumon, coreógrafo y director del Ballet Nacional Chileno, quien da vida a una historia de traición, lo sobrenatural y el amor que trasciende a la muerte. Se trata de Giselle, contrapunto y revisita, una mirada contemporánea de un clásico del ballet.

La creación del coreógrafo francés y director artístico de la compañía, Mathieu Guilhaumon, mantiene la base estructural de la obra que se presenta en dos partes, así como la historia de amor y desamor que encierra, agregando elementos propios de la danza contemporánea reflejados en los tipos de movimientos, así como cambios a nivel de escenografía y vestuario. “Creo que es interesante hacer nueva propuesta para el público, porque cuando veo un ballet clásico hoy en día siempre me cuestiono qué significa esa obra después de tantos años de su creación”, comenta el director del BANCH al respecto.

Para esta versión, Guilhaumon colaboró con la destacada actriz e investigadora teatral chilena, Millaray Lobos, quien entrega su visión desde la dramaturgia en la obra. “La pregunta que uno se hace es cómo salvaguardar la particularidad de algo y traducirlo de manera que nos permita darle una nueva vida, pero sin matar lo que antes estaba ahí”, explica Lobos.

La Historia

El ballet cuenta la historia de una joven simple, bella e inocente que se enamora de Albrecht, un noble ya comprometido a matrimonio que, para conquistarla, se hace pasar por aldeano. Hilarión, quien está profundamente enamorado de Giselle, sospecha del engaño y lo desenmascara. La inocencia de Giselle se ve quebranta, arrastrándola a la locura y la muerte. Pero la historia no termina ahí. En el bosque, donde está la tumba de Giselle, se internan las Willis, un grupo de místicas vírgenes nocturnas abandonadas por sus amores que matan a los hombres después de la media noche. Invocadas por Giselle, sólo ella podría evitar que las Willis cobren justicia.

Vanessa Turelli, bailarina del BANCH que encarna a Giselle, se refiere al reto que enfrentó al tomar el papel: “Es un desafío muy grande generar una nueva versión, algo diferente, con nuevas ideas. El personaje pasa por estados muy diferentes durante toda la obra, desde la más inocente dulzura hasta una locura muy personal”.

Basada en el libro de Heinrich Heine De l’Allemagne (1835), la versión original de Giselle, creada por Théophile Gautier y Vernoy de Saint-Georges, fue estrenada en 1841 y ha sido interpretada temporada tras temporada desde entonces.

La música

Otro de los aspectos fundamentales de la obra es su música, escrita por Adolphe Adam (1803-1853). Al respecto, Mathieu Guilhaumon agrega: “Es una música muy narrativa, es un elemento que no podemos olvidar, pues se compuso específicamente para el ballet original”.

Giselle, contrapunto y revisita contará con 4 funciones a partir del 2 y hasta el 5 de abril, para todo espectador.